13 mar. 2010

el único motivo por el cual no puedo estar contigo, y que mi cabeza puede aceptar, es que tú seas demasiado para alguien como yo, demasiado bueno, grande, noble, humilde... y lo eres, eres tan grande, y yo tan pequeña... cada día que pasa sin ti me lo recuerda.

No hay comentarios: