27 feb. 2010

No era tan tonta como para creer que podría estar con él después de haberle salvado. Yo no era diferente ni más especial de lo que había sido con anterioridad, así que no había ninguna razón nueva por la que ahora me quisiera, aunque verle para perderle otra vez...

No hay comentarios: